Inicio Destacada Irma deja inundaciones severas en La Habana y Varadero y “gran desastre”...

Irma deja inundaciones severas en La Habana y Varadero y “gran desastre” en Puerto Rico

21
0
Compartir

Los estragos de Irma en Cuba

Vista de un árbol caído en las calles de la ciudad de Remedios, en el centro de Cuba, durante el paso del huracán Irma. (EFE)

El huracán Irma se aleja a una velocidad de 13 kilómetros por hora de Cuba, tras provocar “severas” inundaciones costeras durante la noche por todo el litoral norte del oeste de la isla, donde están La Habana y la turística Varadero, aunque sus efectos todavía se sentirán este domingo con fuertes lluvias.

En la capital cubana se registraron fuertes vientos durante toda la noche local, que no causaron grandes estragos, aunque sí se informa de daños en los tejados de algunas viviendas y en el tendido eléctrico, además de árboles caídos. El Malecón de la Habana está inundado desde anoche y los habitantes de las viviendas próximas al mar fueron evacuados de sus casas, unas 15.000 personas en toda la capital.

“Persisten las fuertes marejadas y severas inundaciones costeras en la costa norte occidental, incluyendo el malecón habanero. Las bandas de alimentación de Irma mantienen su influencia sobre las regiones occidental y central con lluvias fuertes”, indica en su último boletín el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet).

Las inundaciones costeras persistirán durante el día en toda la costa occidental, donde se pueden registrar olas de entre 6 y 9 metros, mientras que en la zona central serán de entre 5 y 7 metros. Aunque Irma se aleja de Cuba, se mantendrán los vientos con fuerza de tormenta tropical en todo el centro de la isla y se podrán dar rachas de hasta 130 kilómetros en la mitad norte de las provincias del centro y el oeste, señala el Insmet.

El ojo de Irma se acercó la noche del sábado peligrosamente a Cuba, a unos 45 kilómetros de Varadero, aunque este miércoles a las 06.00 hora local (11.00 GMT) ya se había trasladado hacia el norte, hasta situarse a unos 40 kilómetros de Cayo Hueso (Florida, EE UU).

Debido a la proximidad de Irma, durante la noche en las provincias de La Habana y Matanzas, donde se ubica Varadero, se registraron fuertes vientos, de unos 90 kilómetros por hora, con rachas que llegaron a los 102 kilómetros hora. En Varadero, donde la infraestructura hotelera ha sufrido numerosos daños, había anoche alojadas 18.500 personas, de las que 5.000 eran turistas que fueron evacuados tres días antes de los cayos del norte de Cuba, otro enclave turístico también duramente golpeado por Irma.

A las 09.00 hora local (14.00 GMT), el ojo de Irma se situaba a 55 kilómetros al este sudeste de Cayo Hueso, sur de La Florida, a 124 kilómetros al norte de Varadero y 165 kilómetros al nordeste de La Habana.

“Gran desastre” en Puerto Rico

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró también este domingo la situación de “gran desastre” en Puerto Rico y ordenó ayuda federal para la recuperación de la isla tras el paso de Irma. La ayuda federal “complementa los esfuerzos de recuperación locales en las áreas afectadas”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Con esta medida, la financiación federal está disponible para las personas afectadas en las islas-municipio de Culebra y Vieques, especifica la nota. La ayuda incluye subvenciones para alojamiento temporal y reparaciones en viviendas, préstamos especiales para cubrir pérdidas de propiedades sin seguro, así como otros programas para ayudar a los ciudadanos y a las empresas a recuperarse de los efectos de Irma.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, estimó el viernes, en una valoración preliminar, que más de la mitad de los 51 municipios de Puerto Rico podrían acogerse a ayudas federales como zonas de desastre tras el paso de Irma.

Por otro lado, la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), principal sindicato de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) informó que, tres días después del paso de Irma, el 66% de los abonados del servicio eléctrico en Puerto Rico ya tienen energía. Ese porcentaje representa a 570.000 abonados, por lo que quedan 530.000 clientes a los que restablecer el servicio, que se vio afectado por la caída de torres y del tendido eléctrico por los fuertes vientos del miércoles.

“Ya nuestros compañeros están en la calle porque #VamosAPrenderAlPaís, pero es importante redoblar las medidas de seguridad. Ya se han energizado varias áreas y eso significa mayores riesgos. Es importante probar e instalar tierras y usar todo el equipo de protección personal”, agregó la Utier.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

Página de Facebook!

Comentarios